¿Cómo maquillar a un hombre?

Existen trucos y recursos de maquillaje profesional para todo tipo de sesiones. Moda, publicidad, vídeo… Muchas veces nos encontramos con una sesión fotográfica o un rodaje donde nuestro cliente es un hombre. Si es nuestra primera vez, podemos llegar a pensar: « ¿Y ahora qué hago?»  Mak School te da la solución y te explica el men grooming en las siguientes líneas. ¡Sigue leyendo!

Puede ser extraño las primeras veces que nos encontramos en una sesión fotográfica o en un rodaje donde nuestro cliente es un hombre, sobretodo cuándo el profesional tiene poca experiencia como maquillador y nunca ha tenido antes a ese tipo de cliente.

El men grooming, o maquillaje para hombres, tiene como principal característica que sea un maquillaje natural e imperceptible a simple vista. A la hora de maquillar a un hombre, al menos que el guion nos indique lo contrario, hay que tener en cuenta que se simplifican muchos procesos de maquillaje. Hidratación, pequeñas correcciones y una ligera base. Pero lo más importante es: conseguir que se sientan cómodos.

Ellos, al menos que sean grandes estrellas y se estén acostumbrados a este tipo de cuidados, no suelen estar relajados al tener que sentarse y sentir todos los productos sobre su rostro. No es algo habitual y por eso choca tanto. Algunos incluso tienen la idea de que vamos a cubrir su rostro de una capa de maquillaje como en los años ochenta y que tendrán un tono tan naranja que hasta Trump lo envidiaría. ¡Error!

Nuestra primera misión es borrar esos conceptos de su cabeza. Sonreír, explicarles con sencillez que es lo que vamos a hacerles y, en caso de que estén receptivos, charlar sobre cualquier tema que les ofrezca tranquilidad y distraiga su cabeza. La hidratación es recomendable aplicarla con un pequeño masaje de rostro, aunque lo primero es pedir permiso antes de tocar su rostro y asegurarnos de si prefieren solo contacto con brocha o no. Después procederemos a corregir ojeras o alguna imperfección no deseada, como granitos, y aplicaremos una base ligera con brocha de mofeta. Siempre lo adecuaremos a su tono de piel, extendiendo el producto hasta las orejas  y evitaremos la zona de la barba. Por último, se aplicarán polvos matificantes con un toque de color para conseguir mayor perfección a la hora de igualar los tonos de su rostro con el resto de su piel.

¡Y ya está! Eso sería el maquillaje básico para un hombre.

Contadnos vuestras experiencias 😉

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0

Tu carrito