Qué desmaquillante usar según tu tipo de piel

Limpiar el cutis antes de acostarnos es una de las reglas milenarias de la belleza, tanto si nos maquillamos como si no. Y hay una buena razón para que sea uno de los mandamientos top (si quieres despertar con una piel suave y luminosa). Mientras dormimos, nuestra piel aprovecha para restaurarse y renovarse, pero si los poros y las glándulas sebáceas están obstruidas por los restos del maquillaje del día anterior, no puede eliminar esa suciedad por sí misma ni, por tanto, renovarse. ¿Quieres evitar tener la piel deshidratada e irritada y todo tipo de puntos negros, poros obstruidos y acné? Asegúrate de limpiar en profundidad todos los restos de maquillaje antes de tocar la almohada.

Por lo general, lo ideal es limpiar nuestro rostro dos veces al día, mañana y noche, tanto para eliminar impurezas y maquillaje, como para retirar el exceso de sebo

No es lo mismo desmaquillar una piel grasa que una piel más seca, así que hay que elegir adecuadamente el cosmético perfecto. Toallitas, geles, esponjas, cremas… hay una gran variedad de productos. ¿Sabes cuáles son los mejores? Te lo contamos a continuación 😉

PIEL SECA O SENSIBLE

La piel seca puede perder su equilibrio natural muy fácilmente. Suelen ser más propensas a sufrir con la limpieza facial. Para este tipo de pieles existen productos específicos formulados con ingredientes que aportan nutrición y además son un tratamiento para el rostro. Sus principios activos suelen ser la camomila, el aceite de almendras o el aloe vera.

Nosotros recomendamos el desmaquillante de Camomila de The Body Shop (en formato manteca):

PIELES MADURAS

Este tipo de pieles requieren productos de limpieza con ingredientes hidratantes, y también un tratamiento anti-edad. Pueden ser productos que contengan manteca de karité, aceite de oliva, aceite de almendras, etc. Quedan totalmente descartados los productos astringentes y jabones agresivos, porque resecan el cutis y lo pueden dejar irritado.

La mejor opción para las pieles maduras son las leches desmaquillantes tradicionales o aceites limpiadores que, además de retirar el maquillaje y las impurezas de la piel, la dejan bien hidratada.

Nos gusta la leche limpiadora de Olay, que tiene relación calidad-precio excelente:

PIELES MIXTAS O GRASAS

Este tipo de pieles se caracterizan por el exceso de producción de sebo, que se acumula junto a la polución, el maquillaje y otras impurezas obstruyendo los poros. Por eso requieren productos limpiadores con ingredientes astringentes que dejen la piel mate sin llegar a resecarla.

Ingredientes activos perfectos para estos tipos de pieles son el carbón, el extracto de té verde, limón, menta.

Las pieles mixtas suelen agradecer tambien el uso de aguas micelares que son la opción perfecta no solo para limpiar sino también para refrescar. Para este tipo de cutis, los limpiadores bifásicos y las cremas y leches limpiadoras están totalmente contraindicadas, dado que provocarían el exceso de grasa en la piel.

 

Un desmaquillante de carbón perfecto no solo para eliminar el maquillaje sino también el exceso de grasa es el de Charcoal Foam de NYX:

PIEL NORMAL

Las pieles normales son las más fáciles de tratar. Les van bien los limpiadores en todas las texturas y solamente debemos tener en cuenta de no perder el balance adecuado de agua y de protegerlas adecuadamente de los factores externos. Existen limpiadores que además de desmaquillar son específicos contra la polución que tanto daño hace a nuestro cutis.,

Para desmaquillar las pieles normales nos gusta el agua micelar como la Sensibio H20 de Bioderma:

Es un agua micelar que elimina tanto el maquillaje del rostro como el de ojos y labios a la vez que cuida la hidratación de la piel y ayuda a la regeneración celular.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0

Tu carrito